Sobre mí

El origen de enfermerosporelmundo.com

Eran las 2 de la mañana de un día cualquiera de Junio del 2018, y me encontraba en el trabajo.

Llevaba unos meses trabajando como enfermero en Noruega, ya me había adaptado y estaba como en casa.

Aquella noche, la guardia no era especialmente “intensa”, y me relajaba junto a mis compañeras mientras charlábamos sobre varios temas.

Todo era muy raro, el turno estaba demasiado tranquilo.

Todas estas circunstancias me permitieron empezar a darle vueltas a pensamientos que llevaban en mi mente varias semanas.

Saqué mi tablet, me puse a buscar en internet cómo podía convertir todos esos pensamientos en realidades. Pero claro, es complicado llevar a cabo un plan que todavía no has ideado, ¿no te parece?

Unas semanas antes, tuve mil y una conversaciones en casa con mi pareja. Sí, somos de esas parejas raras a las que les encanta pasar horas hablando y divagando sobre mil temas diferentes. Y de entre todas nuestras ideas, sensaciones y pensamientos, sacamos algo en claro: la vida es demasiado corta como para no hacer lo que te gusta.

Me encanta lo que hago, me encanta la enfermería, la medicina, los avances tecnológicos que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas, me encantan los idiomas, el deporte, la fotografía, amo el ajedrez y millones de cosas más, pero quería ir más allá. Te invito a hacer una reflexión que hice yo mismo y que cambió el paradigma de mi vida:

Si te dijeran EN ESTE MISMO MOMENTO que no puedes volver a trabajar nunca más, si ocurriera algo que te impidiera ganarte la vida tal y como lo haces a día de hoy, ¿cuánto tiempo podrías mantenerte económicamente?

Es una verdad innegable que el ser humano no ha sido, no es, y no será LIBRE nunca. Aunque personalmente creo en un modelo de redistribución de la riqueza como fundamento para mantener la paz en el mundo, las personas, por desgracia, estamos sometidas por el dinero y las propiedades materiales. Vivimos en la era del capitalismo, y soy de los que se cansan muy rápido de aquellos que se quejan y critican sin proponer alternativas.

La necesidad de obtener ingresos hace que miles de millones de personas inviertan su tiempo en trabajos que odian, que les roban tiempo de hacer lo que realmente les apasiona y de estar con quienes les importan. Sólo hay unos pocos agraciados cuyos empleos coinciden con sus hobbies:

Dichoso es aquel que tiene una profesión que coincide con su afición.

George Bernard Shaw

Soy una persona de naturaleza inconformista, no me gusta seguir las corrientes sociales ni caer en tópicos y desvirtualizaciones impuestas por nuestra sociedad actual. Mi motor en la vida es el afán de aprender y mejorar constantemente en lo que hago, así que, una vez asimilado todo lo anterior, mi cabeza se puso a trabajar a mil por hora.

Quería convertirme en una de esas personas capaces de emprender, crear ideas y proyectos que le permitieran ayudar a los demás y conseguir una libertad financiera a través de ingresos pasivos:

La diferencia entre un ingreso activo y uno pasivo, es que el primero se puede traducir como: “Intercambiar tu tiempo por dinero”. Si no das tu tiempo, no tienes dinero. Te enfermas, entonces no ganas. Si vas de vacaciones, no hay dinero… Sencillamente con un ingreso normal, o activo, dependes de tus actividades para generar liquidez.

Un ingreso pasivo lo estructuras una vez, y en adelante lo recibes cada cierto periodo de tiempo. No importa si estás durmiendo, si estás trabajando, si estás en la bañera… O si sencillamente estás dedicándole un buen tiempo de calidad a tu esposa en un restaurante fino. El dinero, seguirá llegando igual, incluso por años, sin que tengas que preocuparte de monitorearlo.

Steve Pavlina

¿Cómo podía conseguir todo eso? Cogí mi móvil y descargué una de esas app’s que te permiten crear mapas mentales. Empecé a apuntar y esbozar todo aquello que se me pasaba por la cabeza, pero seguía sin sacar algo en claro. Cada vez estaba más cerca.

Tenía que ser algo que se me diera realmente bien, que ayudara y aportara valor a los demás, y que además permitiera mejorar mi economía de una forma pasiva.

Empecé a aprender de forma autodidacta sobre términos financieros, ingresos pasivos y las diferentes maneras de llevarlo a cabo. Y, ¿sabes qué? ¡Hay mil formas de hacerlo!

Después de tantos días intentando darle forma a todo y de muchas charlas en casa con mi pareja…¡llegó la inspiración!

Y es que las matemáticas no fallan, soy enfermero, he vivido en varios países y hablo varios idiomas… 2 + 2 son 4!

Empecé a elaborar en mi mente todo esto que ves ahora y, para colmo, cuando comencé a investigar en la web sobre proyectos que pudieran parecerse, me di cuenta de que no hay una web como esta. Existen posts aislados que hablan sobre algunos aspectos a la hora de buscar trabajo en el extranjero como enfermer@, pero no existe ninguna web que te lo de todo.

Bueno, ¡ahora sí!. Además, enfermerosporelmundo.com es un proyecto enfocado y dirigido para hispanohablantes, al menos por ahora.

Sé que aún queda mucho camino por recorrer y que ésto sólo acaba de empezar, pero me he demostrado a mí mismo durante toda mi vida que el esfuerzo y la constancia son la base de todo, y éste proyecto no va a ser una excepción.

Si te ha gustado cómo surgió esta idea, has conectado con mis valores y te gustaría estar al tanto de todo, aquí me tienes.

Te animo a que tú también encuentres tu camino. Sé el siguiente en experimentar los cambios que te esperan al llenarte de valor e irte al extranjero a desarrollarte como profesional.

Todo es posible, tan sólo tienes que convencerte de ello.

Espero poder ayudarte en tu camino.

Nelson H. S.

2 comentarios en “El origen de enfermerosporelmundo.com

  1. Me he conectado maravillosamente con cada una de tus palabras y las situaciones que describes. Felicidades y muchas gracias. Encontre una luz en éste momento que tanto lo necesito… no sabía ppr donde buscar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *