Guía por PaísesReino Unido

Cómo trabajar como enfermero en Reino Unido: La Guía Definitiva

Desde hace unos años Reino Unido se sitúa a la cabeza entre los destinos preferidos por los enfermeros formados en Europa, especialmente Portugueses y Españoles.

Los profesionales sanitarios de éstos dos países están muy bien valorados tanto dentro como fuera de sus fronteras, y si a eso le sumamos la continua falta de personal en los hospitales y residencias inglesas, tenemos los dos ingredientes necesarios para que la demanda de profesionales desde éste país haya aumentado exponencialmente en los últimos años.

Además, todo parece indicar que esta tendencia se mantendrá.

En la época en la que decidí “tirarme a la piscina” y elegir éste país como mi primera opción allá por el año 2013, el sistema sanitario inglés pedía cumplir con unos requisitos mínimos que en nada se parecen a los que hoy en día se exigen.

En aquella época sólo era necesario superar una serie de exámenes escritos, relacionados con materias tales como cálculo de medicación, una entrevista personal con un alto cargo del hospital/residencia al que uno fuera a trabajar, y tener, al menos, un nivel B2 de inglés hablado y escrito SIN LA NECESIDAD DE MOSTRAR CERTIFICADOS DE IDIOMAS OFICIALES. Bastaba con desenvolverse bien durante las pruebas y la entrevista.

Ésta imagen ha cambiado drásticamente debido a varios factores. Entre otros, se encuentran el aumento de la competitividad profesional y las medidas aplicadas después del Brexit, que tanto ha dado que hablar.

A continuación encontrarás una guía detallada y con los 5 pasos a seguir si quieres conseguir trabajar en el sistema sanitario inglés, conocido como el “National Health System – NHS” (sí, por casualidades de la vida las siglas coinciden con todas mis iniciales…serán señales del destino?). Allá vamos:

  1. Registrarte como enfermero en el NMC (Nursing & Midwifery Council) y obtener el PIN number

Éste es un requisito que hace unos años se podía tramitar conjuntamente mientras buscabas trabajo o incluso podías empezar a tramitarlo una vez lo hubieras conseguido. Esto es impensable en la actualidad debido a la alta competitividad de la que hemos hablado antes y a que éste es el trámite más lento y costoso del proceso (dura entre 2 – 4 meses).

Es preferible que, antes de empezar a buscar trabajo y enviar tu curriculum a hospitales y empresas reclutadoras, ya te hayas colegiado o al menos hayas iniciado el proceso. Así que si Inglaterra es tu destino, empieza a moverte desde ya para conseguir tu número de colegiación inglés o PIN number cuanto antes.

El proceso para conseguir el PIN number es totalmente diferente para un/a enfermer@ que se haya formado en el mismo Reino Unido que para un/a enfermer@ que se haya formado en otros países de la Unión Europea (UE), o incluso para enfermer@s formados fuera de la UE. Sin embargo, en este post sólo hablaré del proceso de colegiación para enfermer@s formados fuera de UK que provengan de la UE.

Para empezar a tramitar tu PIN number tienes que:

  • Rellenar la EU request form que se encuentra en la página oficial del NMC y seguir las instrucciones AL PIE DE LA LETRA, sin interpretaciones. Por supuesto todo está en inglés, así que si no dominas el idioma, tendrás que tirar de traductores o de algún amigo que te ayude.
  • Ahora tendrás que esperar entre 1 o 2 semanas para recibir el pack de documentos que conforman el “Application Form” del NMC.
  • Rellena los documentos de la “Application Form”, consigue y adjunta TODOS y cada uno de los documentos que se te exigen en dicho pack. Aquí tendrás que adjuntar varios documentos como:

1. Fotocopia compulsada de tu Pasaporte. Esto lo puedes conseguir de manera GRATUITA en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de tu ciudad.

2. Fotocopia compulsada del título de Grado en Enfermería junto con su traducción al inglés realizada por un Traductor Jurado.  Una opción muy válida para la compulsa es que tu propio colegio de Enfermería en España lo haga de forma GRATUITA.

La Traducción Jurada la puedes conseguir si hay algún traductor por tu zona que te la pueda hacer o, bien pedirla a través de internet, ya que hay multitud de traductores que ofrecen sus servicios de forma online y te envían los documentos a casa. Enfermerosporelmundo.com se encargará de ofrecer estos servicios online pronto, pero aún estoy trabajando en ello.

Si eres un Traductor Jurado y quieres ser patrocinado por este blog y trabajar conmigo ponte en contacto aquí.

3. Certificado original de antecedentes penales y su traducción jurada al inglés correspondiente. Este documento lo puedes conseguir de forma online a través de la Sede electrónica del Ministerio de Justicia (si cuentas con certificado digital instalado en tu PC) o bien de forma presencial en la ciudad donde residas.

4. Certificado Plurilingüe de Nacimiento. Para obtener este documento tienes que dirigirte al Registro Civil de tu ciudad y pedirlo de forma presencial.

5. Una carta de recomendación. Lo más recomendable (valga la redundancia) es que consigas que alguno de tus profesores o el mismo director de tu universidad escriba la carta. Por supuesto, debe ir escrita en inglés, así que asegúrate que aquel que te vaya a recomendar posea un buen manejo del idioma.

6. Conseguir que tu médico de familia rellene la parte que le corresponde en el “Application Form” y deja en blanco la parte que le corresponde rellenar al colegio de Enfermería de tu ciudad, con sus correspondientes sellos y firmas.

7. Hazte un test de Tuberculina (más conocido como test de Mantoux) en tu centro de salud y pide a tu médico de familia tu registro oficial de vacunas actualizadas hasta el momento (esto es algo que si no te pide el NMC, lo hará el hospital o compañía reclutadora que te lleve, así que por qué no ahorrar tiempo?).

  • Una vez que consigas todo esto tendrás que pagar la tasa que cubre los gastos administrativos y de apertura de tu registro en el NMC. Es una tasa de 110 libras que tendrás que abonar de forma online.
  • Adjunta la prueba de dicho pago a los documentos citados anteriormente.
  • Envía TODO lo anterior a la dirección postal que te proporcionan en el “Application Form” y espera alrededor de 4 semanas (semana arriba, semana abajo dependiendo de la época y volumen de peticiones recibidas). En verano suelen tardar bastante más en responder debido a que la demanda de peticiones es muy alta.
  • Si todo ha ido bien recibirás una carta donde deberás aceptar que todos los datos que aparecen sobre tu registro de colegiación son correctos, y tendrás que devolver esta declaración FIRMADA. Ánimo, que ya queda poco! (risa de malo..).
  • Por último, tendrás que abonar una última tasa de 120 libras que cubre los gastos de registro. Ellos la llaman “Registration fee”, y tendrás que abonarla de forma online a través de la misma web de pagos del NMC que he citado anteriormente.

Tras varias semanas de duro esfuerzo y esperas tan sólo tendrás que volver a esperar alrededor de 10 días para recibir esa ansiada carta…por fin tienes PIN NUMBER! Número mágico que te permitirá trabajar como enfermero en Inglaterra.

2. Demostrar tu dominio con el idioma Inglés

Te doy la enhorabuena, has conseguido una parte muy dura del proceso. Sin embargo, esto no servirá de nada si no posees un certificado de idiomas que te permita trabajar como enfermero en Reino Unido. Desde el 18 de Enero de 2016 el NMC estableció unos requisitos mínimos de idioma, y sin ellos no podrás ejercer la enfermería en Inglaterra. Hay diferentes formas de evidenciar la excelencia en el idioma, pero las aceptadas por el NMC son:

  1. Haber obtenido cualquiera de los siguientes certificados y la correspondiente nota en el examen:
    • International English Language Test (IELTS). Sólo se considera válido si has obtenido los siguientes resultados:
      • Nota de 7.0 tanto en el módulo de listening como en el de reading.
      • Nota de 7.0 tanto en el módulo de writing como en el speaking.
      • Si tu nota media global del examen es de 7.0
    • Ocuppational English Test (OET). Sólo se aceptan los resultados del examen OET si éste se hizo a partir de Febrero de 2016 en adelante y si cumple estos requisitos:
      • Haber obtenido una calificación B tanto en listening como en reading.
      • Haber obtenido una calificación B tanto en la parte de writing como en la del speaking.
    • Combinando resultados de dos exámenes si cumples todos estos requisitos:
      • Has realizado los dos exámenes con una distancia en tiempo máxima de 6 meses entre uno y otro.
      • Te has examinado de las 4 áreas a la vez en ambos exámenes (listening, reading, writing y speaking).
      • En el caso de haber realizados dos IELTS, todas las puntuaciones de las 4 áreas en ambos exámenes debe ser superior a 6.5 y debes haber conseguido una media de 7.0 (o más) si se comparan los resultados de los 2 exámenes en conjunto.
      • En el caso de haber realizado dos OET, todas las calificaciones en los dos exámenes tiene que ser superior a C+ y debes haber conseguido una calificación B de media (o mayor) en las 4 áreas cuando los resultados de los dos exámenes se ponen en conjunto.
  2. Si te estás registrando como enfermer@ o matrona en el NMC y estudiaste la carrera o la especialidad en Inglés. Si éste es tu caso, tendrás que evidenciar lo siguiente para que el NMC acepte tu dominio con el idioma:
    • El diploma obtenido de la universidad donde estudiaste.
    • Una carta de referencia de la institución que te formó. Tendrás que pedirle a tu institución que rellene los apartados 8a y 8b de éste documento.
    • Los dos apartados anteriores tendrán que demostrar que el programa en el que estudiaste está compuesto al menos del 50% de práctica clínica, y que el 75% de dicha práctica debe ser con pacientes, familiares y otros profesionales de la salud, todo en inglés.
    • Todo esto tendrá validez si conseguiste la carrera o te especializaste como matrona 2 años (como máximo) antes de realizar el registro en el NMC.
  3. Demostrar que has trabajado como enfermer@ durante al menos un año en un país de habla inglesa como primera lengua y que el proceso de registro como enfermer@ para trabajar en dicho país haya conllevado un examen o test del idioma inglés. Para demostrar esto, tendrás que aportar los siguientes documentos:
    • Una carta por parte de las autoridades que te permitieron el registro en dicho país (es decir, una entidad como el NMC pero del país que corresponda).
    • Detalles del examen o test que tuviste que superar para conseguir la licencia como enfermero en dicho país.
    • Referencias de tu experiencia como enfermero en dicho país (básicamente una carta de recomendación por parte del que fue tu jefe en ese país).

3. Prepara un buen CV  de Enfermería en Inglés

Por muy raro que te parezca, la clave para un buen CV en inglés es no tener errores gramaticales ni ortográficos y que esté bien corregido por alguien que maneje el idioma a un nivel avanzado. Ésto a muchos os parecerá de cajón, pero ya sabéis el dicho, el que avisa…no es traidor!

Es importante que conozcas las diferencias que existen entre un CV en inglés y uno en español para no caer en errores básicos, y si puedes pide ayuda a alguien que trabaje o haya trabajado en el extranjero: la experiencia es un grado importante. Algunos de éstas diferencias a tener en cuenta a la hora de realizar tu CV son, entre otros:

  • No se requiere foto ni datos personales: En UK sólo se añade la foto si te la piden específicamente las agencias reclutadoras o el mismo hospital, al igual que pasa con los datos de tu edad (es mejor escribir sólo tu fecha de nacimiento), estado civil o la nacionalidad. Si quieren saber estos datos, ya se pondrán en contacto contigo.
  • Es importante añadir tus referencias de trabajos anteriores (si las tienes). En UK suelen comprobar si las referencias son correctas y que el feedback de tu antiguo jefe era bueno con respecto a tí.
  • Incluye tus datos de contacto ingleses y el NIN (si los tienes, claro). El NIN (National Insurance Number) lo trataremos en otro post, pero es básicamente el análogo del número de la seguridad social español. El hecho de incluir datos ingleses da fiabilidad, aporta experiencia y da fuerza a tu CV.
  • También es muy recomendable que te familiarices con las “cover letters” y cómo realizar una de forma decente. Esto te permitirá aspirar a tu puesto como enfermer@ con mejores perspectivas que otros compañeros de profesión y mostrará tu dominio con el idioma sin haber pasado por la entrevista personal.

Se considera esencial que prestes atención no sólo al contenido, sino también a la estructura que utilizas a la hora de conformar tu CV en inglés. Existen muchos tipos de estructuras diferentes, pero te voy a presentar la estructura que yo seguí en su momento y que tantos buenos éxitos me ha brindado:

  • Perfil personal (Personal Details). Recuerda no incluir más de lo debido tal y como he señalado anteriormente. Puede ser interesante que incluyas alguna red social que tengas actualizada y que esté enfocada a fines profesionales (estilo Linkedin).
  • Tus estudios (Education). Coloca aquí los hitos más importantes de tu carrera profesional y educativa ordenados de forma cronológica: tipo de bachillerato y si conseguiste matrícula de honor, tu carrera y méritos durante la misma, másters, doctorados, tesis, etc.
  • Cursos extra (Qualifications). Ordena cronológicamente los cursos más influyentes y de mayor prestigio que hayas realizado. Si tienes cursos o alguna formación específica que pueda avalar y apoyar tu CV para el puesto al que estás aplicando sería buena idea que los remarques. Es importante no excederse y escribir 3 hojas de cursos, con unos cuantos bastará.
  • Experiencia laboral (Work Experience). Enumera todos los trabajos que has tenido y de forma cronológica tal y como has hecho en partes anteriores. Pon el nombre de la compañía, hospital, residencia o clínica, la localidad, el nombre del puesto, la duración y una breve descripción de tus funciones. Debes tener en cuenta que ésta es la parte más importante de tu CV, así que curratelo bien.
  • Idiomas (Language skills). No necesita mucha explicación realmente. Escribe aquí los idiomas que dominas, indica cuál de ellos es tu lengua nativa y señala si posees títulos o certificados oficiales y sus correspondientes notas.
  • Tus intereses, hobbies y habilidades (Interests/Skills): Aquí debes hablar de tus puntos fuertes dentro o fuera de la enfermería y de cómo has adquirido esas capacidades, habilidades o conocimientos. Sólo debes enumerarlas y realizar una pequeña descripción, así que tienes que ser muy breve y conciso. No es fácil, pero hacer bien esta parte da muchos puntos.
  • Publicaciones o proyectos científicos (Scientific Research). Nombra todas las publicaciones que hayas hecho en revistas, todos los proyectos que hayas realizado, si han tenido financiación, etc. Es una buena idea que, si acabas de salir de la carrera, pongas tu TFG y tu nota correspondiente (no te olvides de poner que tu TFG pertenece a tu universidad a menos que te lo hayan publicado y puedas señalar en qué revista científica fue).
  • Referencias (References). Este apartado es bien sencillo, tan sólo indica quiénes pueden avalar todo tu CV y la experiencia que hayas reflejado en él: tu antiguo profesor o director de universidad, tus antiguos jefes, etc (si has tenido varios jefes aprovecha y pon aquel con el que te hayas llevado bien, por si las moscas…).
  • Carnet de conducir (Driving license). Aunque estés sorprendido es algo importante a tener en cuenta, sobretodo si vas a aplicar para trabajos en comunitaria y centros de salud, donde es posible que tengas tu propia cartera de pacientes a los que tendrás que visitar a domicilio para hacerles el seguimiento. Son puntos que sumas si saben que puedes conducir un vehículo.

4. Aplica a puestos de trabajo

Ya tienes más de la mitad del camino recorrido, ya tan sólo falta el último empujón, así que ÁNIMO!!

Ésta es la parte más divertida y excitante del proceso. Pensar dónde quieres ir, qué tipo de hospital, si más al norte o si es mejor al sur, en una gran ciudad o retirado en algún pueblo, cerca o no de un aeropuerto, la especialidad o el tipo de planta en la que te gustaría trabajar…son muchas cosas en las que pensar, pero es increíblemente gratificante.

Lo primero que deberías tener en cuenta es si quieres trabajar en el sistema público de salud (NHS) o por privado.

Hay varias diferencias. En primer lugar tienes que saber que pagan más en el sector privado (al contrario que en España), y en segundo lugar que entrar en una clínica u hospital privado es más sencillo si cuentas con experiencia previa.

Las entrevistas para trabajar en el NHS no suelen ser sencillas (te lo dice alguien que ha pasado por ahí), y se complican aún más si optas por puestos en hospitales y unidades muy competitivas (como una UCI) o si aplicas a bandas superiores a la inicial (Band 6, 7, etc).

Si no sabes qué es esto de las bandas no te preocupes, dedicaré otro post al tema de las bandas y las diferencias salariales.

El lado positivo de pasar entrevistas más duras y cobrar menos en el NHS que en un privado, es que recibirás cursos y formación continuada si estás en un buen hospital.

Ésto es positivo si eres de los que les gusta superarse a sí mismo, claro) y que tu experiencia, a priori, te cuenta para la bolsa española (si esto no cambia debido al Brexit, ya que el tema aún está en el aire a día de hoy). El hecho de trabajar en un ambiente competitivo hará de ti un profesional más duro y completo, sin duda.

  1. Si decides que tu sitio está en el sistema público tienes dos opciones:
    • Registrarte en el NHS jobs (portal de trabajos sanitarios en UK) y aplicar a hospitales por tu cuenta. Esta opción la aconsejo principalmente a personas que ya cuenta con experiencia previa, se manejan bastante bien en el idioma y cuentan con colchón económico en el que apoyarse. Lo recomiendo de esta manera ya que, si aplicas directamente a través de esta web, tendrás que realizar las entrevistas directamente en UK, lo que conlleva gastos de transporte, manutención, etc. Lo bueno de esta opción es que tú eliges 100% dónde y cómo quieres trabajar.
    • Mandar tu CV a empresas reclutadoras. Esta es la opción más recomendable para aquellos que no contáis con experiencia previa y “acabáis de salir del cascarón”. Ellos os harán las entrevistas de forma presencial en alguna ciudad de tu país o de forma online (vía Skype u otras plataformas similares) y te lo organizarán todo desde el momento cero. Como todo en esta vida, tiene su lado negativo, y es que ellos organizarán fechas, la vivienda (si la aportan, claro), tu sitio de trabajo e incluso la planta donde trabajarás y si lo harás de noche o de día. Aunque tengas tus preferencias de horarios y especialidad, ten en cuenta que si les falta personal en algún lugar específico, allí irás. Si estás pensando: ¿y ahora cómo encuentro una empresa que se dedique a llevar enfermeros a Reino Unido? No desesperes, estoy trabajando en ello para poder ofrecerte las mejores oportunidades y pronto las tendrás por aquí.

Si eres una empresa reclutadora y quieres aparecer patrocinada en este blog y trabajar conmigo ponte en contacto aquí.

5. Prepara la entrevista

Una vez hayas que repartido tu CV a diestro y siniestro es hora de prepararte para la entrevista de trabajo. Hay que prepararse esta parte al máximo, ya que el día que te presentes puede marcar un punto y aparte en tu vida tanto si sales airoso como si no.

Tienes que tener en cuenta que suelen dividir las entrevistas en varias partes según quienes las realicen.

Lo más común es encontrarte con un examen de cálculo de dosis y una entrevista personal, aunque hay algunas ocasiones en las que se hacen pruebas de conocimiento sobre la especialidad escogida (casos clínicos) tanto a nivel teórico como a nivel práctico (tratando a un muñeco-paciente).

No te preocupes por los casos prácticos, sólo se suelen dar cuando aplicas para trabajar en áreas muy específicas y de gran responsabilidad (Cuidados intensivos, urgencias, etc).

A la hora de realizar el examen de dosificación no te pongas nervios@ ni temas, no te van a hacer calcular sistemas matriciales, ecuaciones de quinto grado ni nada por el estilo. Coge tus apuntes de la universidad o busca algún repaso de problemas de dosis online que te ayude a refrescar los conocimientos que ya tienes.

Éste tipo de exámenes suelen durar entre 30 minutos y 1 hora como máximo y te dejan utilizar calculadora (la suelen aportar ellos mismos). Si todo va bien, te invitarán a realizar la entrevista personal.

Recuerda repasar bien tu inglés antes de la entrevista personal, y no olvides que es recomendable vestir de un modo “informal pero elegante”. Es decir, no hace falta que vayas de traje (chic@s) ni con vestido de gala (chicas), pero no está demás generar una buena impresión y dejar claro desde el principio que vas en serio pero sin alardear.

Recuerda: “Nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión”, Oscar Wilde.

Hay infinidad de posibles preguntas para una entrevista de enfermería, pero es posible señalar algunas que, en mi opinión y experiencia, casi siempre aparecen:

  • ¿Por qué quieres trabajar en (nombre del hospital)? Aquí suelen esperar que te hayas informado un poco sobre ellos.
  • ¿Por qué has elegido trabajar en (nombre de la planta o especialidad)? Aquí no hay una respuesta única y correcta, tienes que saber por qué quieres trabajar con un cierto tipo de pacientes específico y saber transmitirlo en la entrevista (recuerda, PRÁCTICA en casa).
  • ¿Dónde te ves en 4 años? Aquí suelen evaluar tus pensamientos de futuro profesionales y si tienes perspectivas a largo plazo con ellos, si quieres formarte, mejorar y avanzar en el sector.
  • Y la mítica: ¿Por qué deberíamos escogerte a ti y no a otra persona? Esta es bastante complicada de responder y es la que más dolores de cabeza genera. Aquí cada uno tiene que buscar la manera de saber sacarse provecho a uno mismo y señalar sus puntos fuertes pero sin derrochar arrogancia, todo un arte vamos. Si bien es difícil responder de forma precisa a esta pregunta, personalmente creo que es mejor quedar un poco por encima del límite que no llegar. ¿No crees?

Es importante que practiques una y otra vez este tipo de situaciones para que llegues a la entrevista con una cierta soltura y así no ponerte nervios@.

Igualmente, si tienes problemas a la hora de comunicarte con el inglés en algún momento de la entrevista, te aconsejo que expliques que estás trabajando duro para mejorar tu nivel. Suelen ser comprensivos, y más aún si vas con la verdad por delante.

No intentes realizar frases demasiado complicadas para intentar demostrar que sabes más y que ésto pueda manchar tu buen hacer durante la entrevista. A veces, menos es más.

Si eres una persona seria, constante, consecuente contigo mism@ y has seguido paso a paso estos 5 puntos para trabajar como enfermero en UK estoy seguro de que…¡EL TRABAJO ES TUYO, FELICIDADES!

Después de un proceso de varios meses de duración tan sólo queda que lo celebres con tu familia y todos tus amigos, y que les digas a todos lo mucho que los vas a echar de menos (y no olvides secaros las lágrimas los unos a los otros y todas esas cosas bonitas que pasan en las despedidas).

Espero que ésta guía te haya sido de utilidad, hayas pasado un rato ameno mientras la leías y la compartas con todos tus compañeros. Recuerda, ¡Compartir es ayudar!

Puedes dejarme tu comentario aquí abajo. Me gustaría saber si esta guía te ha servido de ayuda, echas algo en falta, si tienes alguna duda, o si mejorarías algo.

¡1 abrazo!

Nelson H. S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *