María Ortega es una enfermera Malagueña que terminó el Grado en Enfermería en 2013 y lleva varios años viviendo en Reino Unido. En esta entrevista con Enfermeros por el Mundo nos cuenta sus vivencias en UK, su experiencia profesional hasta el momento, y el proceso que tuvo que seguir para convertirse en enfermera cualificada en dicho país:

Cuéntanos un poco sobre tí

Me llamo María, tengo 27 años, nací y estudié en Málaga, y soy de la primera promoción de Grado de Enfermería.

Actualmente vivo en Oxford, y llevo en Reino Unido 5 años.

Mi intención es seguir viviendo aquí por ahora.

¿Cuál fue tu experiencia profesional previa antes de mudarte al extranjero?

Nunca he trabajado como enfermera en España.

Después de terminar el grado, directamente me fui a Reino Unido. Previamente, la única experiencia con la que contaba eran las prácticas como estudiante y la beca Erasmus en Helsinki.

Allí hice prácticas en quirófano y en la unidad de onconcología de adultos.

Al volver de Helsinki y haber aprobado los exámenes finales de la carrera, fui seleccionada para un puesto en Londres.

Sin embargo, tras pasar las entrevistas en Madrid, me ofrecieron un trabajo un Oxford. Acepté, y en Noviembre de 2013 estaba volando en dirección Oxford.

Decidí irme a Reino Unido por las oportunidades y la estabilidad que me brindaban, ya que en España los contratos que ofrecían no me convencían para nada.

Considero que las opciones de desarrollo laborales en UK eran mucho mejores, y la verdad es que siguen siendo buenas a día de hoy.

Tenía el apoyo de mi familia, que era lo que necesitaba, así que me fuí.

¿Por qué decidiste emigrar? ¿Por qué UK?

Inicialmente, mi idea era irme a Alemania, puesto que conocí a un chico durante mi beca Erasmus, pero…se torció.

Después de eso, la primera oferta que vi online fue para un pueblecito llamado North Middlesex. Contacté con la agencia, y después de las entrevistas me ofrecieron un trabajo para Oxford.

Había muchos españoles que se iban a trabajar a UK.

Además, mi nivel de inglés era bastante bueno despues de los 6 meses en Finlandia, así que pensé que sería más sencillo que emigrar a otro país con un idioma totalmente nuevo.

¿Cómo fue el proceso de selección?

Cuando recibí el email con la fecha de la entrevista, traté de informarme sobre las preguntas que se hacía en ese tipo de entrevistas.

Entré en grupos de Facebook y visité varias redes sociales. No me parecía una tarea difícil.

Preguntaban, sobre todo, sobre la experiencia durante las prácticas o la experiencia previa. También abordaban temas clínicos, un examen de medicación, y un caso práctico.

Sin embargo, cuando me presenté en Madrid, resultó todo más llevadero que lo que tenía en mente.

Al principio eramos unas 12 personas en una sala de hotel, y allí nos hicieron un examen de cálculo de medicación.

Una vez terminado el examen, tuvimos que resolver un caso clínico utilizando nuestros conocimientos sobre NANDA, NOC y NIC.

Resultaba muy fácil si utilizabas tus conocimientos de enfermería que habías aprendido durante la carrera.

Y, después del caso clínico, ya pasábamos a la entrevista personal.

Fue una entrevista con 2 supervisores del hospital de Oxford: el supervisor de quirófano y el de pediatría.

Hacían preguntas sobre mis valores personales, sobre qué era para mí una buena práctica clínica, qué haría si veía a algún compañero haciendo mala praxis, etc.

Tambíen preguntaban sobre mi reacción ante posibles urgencias y sobre cosas buenas y malas sobre mí.

Todo era cuestión de ir bien preparada, explayarse y hacer muchas preguntas.

Era importante que te viesen interesada sobre el hospital, sobre lo que hacen, y el por qué de querer trabajar allí.

La verdad es que fui bien informada sobre curiosidades y cosas especiales que se hacían sólo en ese hospital, así que mi entrevista personal fue más como una conversación.

Me sentí muy cómoda.

¿Fue difícil la adaptación a la cultura inglesa?

El comienzo fue complicado, bastante difícil.

Yo había pagado la residencia que me ofrecía el hospital, y para poder ahorrar un poco, me quedé allí 6 meses.

Entonces, el tema de compartir, cocinar, y demás tareas con otras 7 personas que no conoces,  que tienen horarios y cocinan distinto…no fue fácil.

Recuerdo muy bien que el piso olía constantemente a CURRY!

Con respecto al trabajo, estaba muy contenta, cosa que no ocurría con la vida fuera del hospital.

Me notaba muy «encerrada» en un grupo de españoles…con los que me refugiaba para pasar el menor tiempo posible en casa.

Sin embargo, unos meses después me mudé de la residencia y compartí casa, de nuevo, con unos cuantos españoles. A partir de ahí empecé a encontrarme mejor.

Con el paso de los años, he ido adaptándome cada vez mejor a la cultura y haciendo más amigos ingleses, irlandeses…e incluso tuve una relación larga con un chico inglés.

Aún así, mi preferencia es seguir saliendo con gente Mediterránea, ya sean españoles, italianos, portugueses, etc.

Creo que no he conseguido adaptarme al 100% a su cultura, y probablemente no lo consiga nunca.

Para mí ha sido muy complicado, pero aunque tengamos orígenes, costumbres y maneras distintas, espero seguir estando cómoda en UK.

¿Cómo es la enfermería en UK? ¿Varía mucho con respecto a la española?

Yo diría que la enfermería en Reino Unido está muy protocolizada. Es mucho más estricta que la enfermería española.

El hecho de que tengas que estar registrado en el NMC, hace que tengas que proteger tu registro.

Esto se ve muy claro en el día a día, donde se ven enfermeros que no llegan a realizar ciertas técnicas por miedo a no seguir un protocolo, a hacer algo mal…etc.

Siempre chequearán 1000 veces las cosas antes de hacerlas. Hecho que repercute directamente en el cuidado diario del paciente.

Muchas veces, esto ha sido la causa de frustración de mi día.

Sabía lo que quería hacer y sabía cómo proceder, pero no existía una guía específica para ello.

Por lo tanto, tenía esperar al médico o enfermero especialista de turno para que viniera a confirmar lo que ya sabía y, entonces, poder proceder.

Me frustraba mucho esto porque en España nos enseñan a aplicar nuestros conocimientos enfermeros según convenga en cada situación.

No teníamos la necesidad de que estuviera todo por escrito.

Otra de las diferencias principales es que, en las universidades inglesas, los estudiantes aprenden muy pocas técnicas (o casi ninguna).

Esto ocurre (y lo sé por experiencia propia), debido a que no están cubiertos por un seguro para realizar las técnicas.

Sin embargo, en España estamos cubiertos por un seguro que nos permite realizar cualquier tipo de técnica enfermera. Tanto supervisada como no supervisada.

Este hecho hace que los enfermeros españoles salgamos muy formados a nivel técnico.

No considero que controlar o protocolizar tanto la enfermería (en UK) sea malo.

De hecho, el cuidado a cada paciente siempre es el mismo y se convierte en ideal.

Nunca pasará como en España, que un día se cura a un paciente de una forma, y al día siguiente, de otra forma distinta.

Realmente, no le encuentro puntos negativos a la enfermería inglesa, pero sí quizás puntos a mejorar.

Deberían darle más seguridad a los estudiantes. Deberían erradicar el miedo a hacer algo mal y deberían convertir las prácticas en prácticas, no en observaciones.

Todo los enfermeros españles hemos pasado por ahí y se nos ha enseñado a acabar con ese miedo, y ellos debería aplicarlo.

Yo creo que ninguno de los dos sistemas es el ideal.

¿Con qué sistema sanitario te quedarías?

A día de hoy, si tuviera que elegir una forma de trabajar, elegiría la inglesa.

Creo que iría con más seguridad.

Si volviera a España, obviamente seguiría los protocolos del hospital donde trabajara.

Muchas veces, por falta de tiempo, no se consultan esas guías, y eso tiene que cambiar.

Tenemos acceso a evidencia clínica online y a muchas bases de datos.

Y, según mi experiencia, seguir las guías de práctica clínica es el camino ideal para el cuidado del paciente.

Por eso, si tuviera que elegir, me quedaría con la enfermería inglesa.

¿Qué visión crees que se tiene de las enfermeras españolas en el extranjero?

Todos los comentarios que he recibido han sido geniales.

Nos consideran enfermeros buenísimos. De hecho, es muy sencillo para un español acceder a puestos de trabajo superiores.

Muchas veces he visto que, entre un enfermero inglés y un español/portugués, siempre escogen por el mediterráneo.

Diría que nuestra preparación es de las mejores de, no sólo Europa, sino del mundo.

Las únicas profesionales con las que he escuchado que nos han comparado, ha sido con las enfermeras americanas.

Hablan de ellas como si fueran «mini-médicos».

Volviendo a la enfermería española, los ingleses piensan que tenemos una muy buena formación tanto teórica como clínica.

Conocemos el uso de muchos medicamentos que, los enfermeros ingleses, tienen que revisar continuamente o directamente no conocen.

¿El sueldo en UK es suficiente con respecto al coste de vida? ¿Hay mucha diferencia con respecto a los sueldos en España?

Yo nunca he trabajado en España, pero según algunos amigos EIR, cobran alrededor de unos 900€ (sin extras).

No tengo ni idea de lo que cobra un enfermero en comunitaria, ni tampoco de continuo (es decir, estable…).

En mi caso, aquí en Reino Unido estoy cobrando unas £1824 netas de sueldo básico. Esto se incrementa si haces noches, fines de semana, festivos, etc.

Yo calculo que, el sueldo de un enfermero durante la semana en un turno de día rondará las 17-18£/h.

Las noches y los sábados se cobra un 30% más, mientras que los domingos y festivos un 60% más.

Yo he llegado a cobrar unas £2300 netas cuando he hecho noches, festivos y el máximo número de fines de semana posible.

Lo bueno de UK es que puedes hacer turnos extras.

Normalmente hay agencias dentro del mismo hospital que te lo facilitan. Y puedes hacer todos los turnos extras que quieras.

Ahora que voy a trabajar en una UCI neonatal, me he estado informando sobre el sueldo, y un domingo de extra se cobra a £35/h.

Teniendo en cuenta que son turnos de 12 horas, puedes llegar a recibir unas £300 por día trabajado de extra.

Actualmente vivo en una ciudad muy cara, comparándose incluso al nivel de vida de Londres.

Mi alquiler cuesta unas £525/mes sin facturas. Con facturas puede llegar a un máximo de £650/mes en invierno.

Por lo tanto, incluso con el sueldo base no hay ningún problema para llegar a fin de mes.

Es más, mientras estaba estudiando, cobraba el sueldo base (£1700) y no tenía ningún problema económico.

Así que si me tengo que quedar con un tipo de sueldo, elijo el de Reino Unido, ¡al menos por ahora!

¿Dónde te ves en 5 años?

En 5 años yo me veo en España, ¡y si es posible, en Málaga!

A mi me encanta la vida en Inglaterra, me gusta mucho la vida laboral aquí, pero…no cambio mi tierra por todo el dinero del mundo.

Como he comentado antes, mi vida social es principalmente mediterránea, y me gustaría estabilizarme en España si es posible.

Así que solo espero poder volverme.

Hecho de menos el estilo de vida mediterráneo, la gente charlando en el autobús, nuestras costumbres…

Pero nunca se sabe, la vida da mil vueltas.

¿Qué consejos le darías a otros profesionales enfermeros que quieran emigrar?

Pues les diría que intenten ir con la mente lo más abierta posible.

Todo va a suponer un choque cultural.

No se debe suponer que, aunque Reino Unido esté muy cerca, tengamos costumbres y maneras de ser parecidas.

He tenido problemas con la cercanía física, el espacio personal…

Pero conforme pasa el tiempo, vas conociendo con qué tipo de personas puedes acercarte más, o con quién tienes que controlar.

Sí que es verdad que me han dicho muchas veces que hablo muy alto, pero es cuestión de adaptarse.

También siempre tener muy claro que eres TÚ quien se ha mudado a otro país donde se hacen las cosas de otra forma.

Así que es muy importante tener siempre claro que es uno mismo quien se tienes que adaptar.

Otro punto importante es que intenten probar comidas nuevas. Existen mil opciones distintas.

Nunca te encontrarás un buen puchero, una buena tortilla de patatas…¡así que hay que tener claro que hay que experimentar cosas nuevas!

Para terminar, decirles que hay muchas oportunidades aquí, y que si están abiertos a todos, ellas vendrán a vosotros.

¡Un saludo!

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! Ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)

¡No te vayas con las manos vacías!

Aprende cómo trabajar desde casa si eres enfermera: 23 empleos emergentes que desconocías

¡Genial! ya formas parte de la primera comunidad de Enfermer@s 3.0 =) ¡Corre a revisar tu bandeja de entrada! (si no la ves, ve a spam)